El erotismo en otras culturas

  1. hotel con masajes

La forma que tenemos actualmente de concebir el erotismo ha evolucionado con el paso de los años y, además, en cada país de forma diferente. Al igual que se ha desarrollado nuestra forma de comer, de vestirnos o de manifestar sentimientos a través del arte, nuestra forma de entender el erotismo también se ha desarrollado. De este modo, la manera de producir o recibir placer ha cambiado, y cada cultura lo ve y lo vive de diferentes maneras.

La expresión de la sensualidad es tan variada como comunidades existen en el mundo. De entre las existentes, tal vez podamos afirmar que la más conocida es aquella que se desarrolló en la India Antigua y que dio paso al Kamasutra. Al recordar sus páginas nos imaginamos un erotismo infinito repleto de posturas corporales dignas de práctica. Sin embargo, el erotismo esconde mucho más que simples posiciones, y la mayoría de culturas ha sabido apreciar cada uno de los placeres que nos brinda.

Aunque los orígenes de las prácticas eróticas son muy diversas, en la actualidad también existen maneras distintas de interpretar la sensualidad y, dentro de la misma sociedad, hay sub-culturas que se identifican con una manera particular de experimentar el erotismo. Hoy en día, por ejemplo, en algunos países islámicos se practica legalmente la poligamia (al hombre le es permitido tener varias esposas) y las mujeres aceptan la presencia de otras. En algunos rincones de África este fenómeno también es habitual. Para la mayoría de occidentales, en cambio, cualquier indicio de poligamia sería motivo de divorcio o ruptura.

Aunque la poligamia masculina esté más extendida, también hay países en los que una mujer puede tener más de un esposo. Uno de ellos es Nepal y la razón del fenómeno es muy sencilla: en este país hay más hombres que mujeres debido a la práctica de matar a las niñas cuando nacen, priorizando la descendencia masculina. Pese a que podía parecerlo, la poligamia femenina en Nepal no tiene nada que ver con la liberación de la mujer en la sociedad.

Actualmente, en las mismas culturas occidentales existe divergencia en la forma de entender el erotismo. Aunque pueden ser realmente diferentes, todas estas concepciones conviven de forma pacífica. La verdad, ¿qué nos impide conocer aquello que hacen otras culturas? Por ello, en Masajes Shiva os invitamos a conocer las principales técnicas del masaje erótico tántrico, inspirados en la tradición de las culturas orientales.

Para disfrutar de mayor intimidad y comodidad al descubrir dichas técnicas, puedes gozar del masaje erótico más completo de nuestra carta en tu propia habitación de hotel. Experimentar nuevas sensaciones no es una práctica prohibida, al contrario. Las sensaciones corporales están para descubrirlas y no abandonarlas nunca más.