Mitos y verdades sobre los afrodisiacos

Cuando escuchamos la palabra afrodisiaco sabemos que se trata de sexo, de potencia sexual, energía y goce. Actualmente se ha convertido en un negocio el poder productos o servicios que permitan a las personas tener un mejor desempeño sexual como individuos y también en pareja. También existen alternativas naturales como es el caso de los afrodisiacos relacionados con alimentos o cierto tipo de sustancias que permiten que tengamos energía y ganas para los encuentros.

Si bien recibir masajes hotel puede ayudar a activar nuestra energía sexual, los afrodisiacos son la alternativa más usada, pero ¿es cierto todo lo que dicen sobre ellos? Pensando en ello, queremos hablar sobre los mitos y realidades que se esconden detrás de este aspecto.

Los afrodisiacos han ganado popularidad a través de los siglos, y algunos se han tornado más como un mito que en una realidad. Se han realizado diversos estudios con respecto a los mitos y las verdades al respecto de los alimentos o bebidas consideradas con una alta potencia para aumentar la libido, veamos:

  • Mito del chocolate: lamentamos decepcionarte pero es un mito comprobado con respecto a que el chocolate potencia la fuerza o la energía sexual. Si bien posee múltiples beneficios para la salud, no hay relación con que una persona que come chocolate con una que no, tengan diferencias con respecto al deseo sexual.

  • Ginseng: es una planta muy utilizada en la medicina tradicional oriental, pero está comprobada como potenciador o como afrodisiaco. De hecho se utiliza mucho para tratar enfermedades o padecimientos relacionados con el desempeño sexual.

  • Ostras o mariscos: se sabe según estudios que este tipo de alimentos son ricos en zinc, una sustancia que ayuda en la producción de testosterona permitiendo que el deseo sea más intenso. Cuando se ofrecen masajes hotel suele acompañarse de alimentos como estos, sin embargo no hay pruebas científicas que lo demuestren, por lo tanto es un mito.

  • Ginkgo Biloba: es otro tipo de planta tradicional a la cual se le atribuyen respuestas increíbles con respecto a la salud. Según estudios que se han realizado recientemente, está comprobado que también es una sustancia que ayuda a tratar problemas relacionados con la potencia sexual, por lo tanto esta es otra muestra de realidad.

  • Fresas: muy relacionadas con el deseo y el sexo, en realidad las fresas no son afrodisiacos naturales, simplemente se trata de una fruta que suele emplearse mucho dentro de las fantasías sexuales de la pareja, pero no hay indicios de que pueda realmente potenciar la energía sexual.

  • Miel: también se ha considerado por mucho tiempo que la miel es un afrodisiaco natural, sin embargo solo se ha comprobado que posee propiedades curativas en enfermedades respiratorias entre otros.

  • Cebollas: el consumo de cebollas en las comidas o de otras formas se considera como un afrodisiaco, sin embargo es un mito puesto que no se han encontrado relaciones de tipo científico que puedan comprobarlo.