Lograr el verdadero éxtasis sexual con Enrique

Enrique es uno de los masajistas más jóvenes de Masajes Shiva, pero eso no significa que sea inexperto. Nada más entrar en contacto con tu cuerpo destapa una calidez que provoca auténticos escalofríos: está a disposición de tus fantasías más íntimas. Él es todo sutileza, experiencia y sofisticación al servicio del erotismo. Su larga trayectoria sensual le ha dado armas de todo tipo para conseguir el equilibrio justo entre relajación y placer sensorial. Este masajista erótico cuenta con un poder de excitación sin igual que envuelve todos y cada uno de tus sentidos: vista, oído, olfato, tacto y gusto… y también puede hacerlo en la comodidad de tu habitación de hotel. ¿Quieres conocerlo más profundamente? ¿Cómo son sus propuestas eróticas?

Es un hombre increíblemente atractivo que difícilmente pasa desapercibido. A su excitante físico se le une una depurada técnica de masaje erótico que hace del masaje una experiencia total. Establece una relación muy cercana con el receptor, y te trata con una gran naturalidad para dar el primer paso hacia el alivio completo de la tensión. Es el tipo de hombre que siempre has deseado tener a tu lado y está mentalmente preparado para cumplir con todos tus deseos sensuales. Enrique sabe lo que quieres y está preparado para dártelo. Encuéntrate con él en la habitación del hotel que elijas para vivir el mejor rato de tu vida.

Gracias a sus cualidades, tanto físicas como profesionales, Enrique logra que la relajación y la sensualidad confluyan en un mismo cuarto. Los sentidos serán los protagonistas de la velada, puesto que el objetivo de este masajista es dar a conocer todo su potencial. La vista, el olfato, el oído, el tacto y el gusto tendrán su propio papel en el masaje, pero será la mente la más poderosa del encuentro. Enrique consigue que te relajes y te concentres en el presente, sin pensar en qué tienes que hacer cuando se acabe esta velada, una de las más esperadas de tu vida. Su cuerpo firme y estilizado te estimulará, como también sus movimientos. La profesionalidad y experiencia que acumulan sus manos se aprecian con tan solo un minuto de masaje erótico: el bello corporal se eriza, la piel se estremece, los ojos se cierran solos, la mente se traslada a un mundo alternativo y los músculos se relajan.

Sensaciones y más sensaciones fluyen entre ambos cuerpos, que conectan tanto a nivel físico como a nivel espiritual y emocional. Los masajes eróticos de Enrique están especialmente diseñados para hombres y se realizan tanto en nuestro centro en pleno Paseo de Gracia de Barcelona como en la comodidad de tu habitación de hotel. Pide una cita con este sensual masajista y llena tu jornada de una gran felicidad.