Enrique llamará a tu habitación después del SIL2016

Esta semana, concretamente del 7 al 9 de junio, se celebra en Barcelona el SIL2016, el Salón Internacional de la Logística y la Manutención, que acogerá personas de todo el mundo que están involucradas en el sector. Esta cita cuanta con nuevas ofertas útiles y facilidades para que todas las empresas del sector puedan estar en Barcelona durante estas fechas. ¿Ya sabes qué vas a visitar de la ciudad? Nuestro centro de masajes eróticos en uno de los emblemas de la urbe.

Masajes Shiva es una zona de relajación y confort en medio de la vorágine de la ciudad. En sus seis salas independientes, el receptor puede desconectar del mundo exterior y emprender un excitante viaje a las culturas orientales antiguas. Las instalaciones disponen de todo aquello necesario para realizar un masaje erótico y, además, cuentan con paredes de colores cálidos, velas aromáticas y música relajante, para así contribuir a la desconexión del receptor. Masajes Shiva se convierte en un lugar paradisíaco, en un espacio de rehabilitación física, mental y emocional. Pero también puedes disfrutar de todos nuestros servicios en la comodidad de tu hotel… Con Enrique, que podrá realizarte cualquier masaje erótico que le pidas. ¿Quieres conocerlo? Te damos algunas pistas sobre sus sesiones…

La clave del masaje erótico es crear, en primer lugar, un clima de relajación y tranquilidad. Sin prisa, pero sin pausa. Así es como trabaja Enrique, cuya dulzura puede apreciarse desde que entras en una de nuestras salas. Es todo un caballero romántico, nunca actúa con agresividad o prepotencia. Imagina cómo son sus masajes eróticos; toda una delicia. Su objetivo es que sacies tu apetito sexual, que goces de las bondades del erotismo sin presiones y, sobre todo, que definas tus gustos: no hay nada más importante que dar con aquello que más placer te produce.

Enrique empieza con movimientos circulares por toda la parte trasera del cuerpo. La cabeza, los hombros, la espalda, los muslos… Hasta que te da la vuelta: aquí es donde aparece la verdadera excitación. No podrás articular palabra, no podrás abrir los ojos, no podrás ni siquiera respirar con normalidad… El éxtasis que provoca este imponente masajista erótico es tal que no podrás dejar de repetir. Así es como se define: “conozco todas las técnicas eróticas habidas y por haber, y mi gran experiencia me ha ayudado a encontrar aquellos puntos débiles de los hombres: sé cuáles son las zonas de su cuerpo que las convierten en personas vulnerables al servicio del placer. Me suplicarás que no pare de mover mis suaves manos…”.