El masaje erótico, un estilo de vida

El masaje erótico tiene más de 5.000 años de historia. Se practicaba ya en el antiguo Oriente, cuando servía, entre otras cosas, para relajar los órganos a la vez que la mente. Es una práctica que busca desactivar, relajar y abrirnos al mundo de la sensualidad sin ningún pudor. Cada roce, cada sensación y cada instante son únicos y deben ser saboreados al máximo. Pero, además de hacerte pasar un buen rato, el masaje erótico también es un estilo de vida. Desde Masajes Shiva os recomendamos tres premisas que, gracias a sus grandes beneficios en la salud, os ayudarán a vivir plenamente y en paz:

  • Nunca apresurarse: tómate el tiempo que necesites y presta siempre atención para que la emoción permanezca serena. Según el maestro Li Jin-yuen, uno de los grandes difusores del tantrismo, es preciso “sentarse callado como una tortuga, caminar alegre como un pájaro y dormir plácidamente como un perro”.
  • Evita las emociones extremas: la perturbación de los sentimientos puede ser verdaderamente dañina para nuestra salud y serenidad. Los arrebatos alteran la armonía funcional del organismo y se obstruye el flujo de energía, algo que no permite la liberación y la paz del individuo.
  • Recibe regularmente un masaje erótico: el masaje erótico se define como una actividad que consiste en frotar, presionar y acariciar con un ritmo suave sobre todo el cuerpo. A través del mismo, es posible descubrir y disfrutar de los placeres más escondidos del organismo, dando protagonismo a todas las partes y no únicamente a los genitales. Es una práctica muy excitante y placentera, que utiliza una intensidad mínima, propia de pases largos y caricias.

Para poder disfrutar de un masaje erótico de forma regular, en Masajes Shiva te lo ponemos fácil: la posibilidad de disfrutar del placer más sensual y completo en tu hotel. Una de nuestras masajistas eróticas se desplazará a tu habitación, para que así puedas disfrutar del masaje más erótico de nuestra carta. Thalia, Chanel, Diana, Amy, Paloma y Mika, como también Esteban y Kevin, serán capaces de trasladarte al séptimo cielo desde la comodidad de una cama de hotel.

Pero tenemos una sorpresa más, sobre todo para las mujeres más exigentes: Ángel. Este masajista erótico experto te deleitará con sus depuradas técnicas en una velada única, real y llena de sensualidad. Él combina la fuerza con la sensibilidad, cualidades que se convierten en su principal herramienta para transmitir placer. Pero sus masajes van mucho más allá de las caricias relajantes y, para ello, utiliza todas y cada una de las partes de su cuerpo. Sentirás el calor en tu piel y te sentirás como en una burbuja de sensaciones.