El masaje erótico perfecto para el hombre

Aunque el masaje erótico es una experiencia maravillosa tanto para el hombre como para la mujer, la forma de realizarlo es ligeramente diferente. Sí, el fin de aportar placer, tranquilidad y disfrute es el mismo, pero las zonas erógenas que nos van a llevar a ello no son compartidas (con algunas excepciones). Así, conocer cómo dar un masaje erótico para los hombres nos permitirá llegar al objetivo de la forma más eficaz posible. Reducir el estrés, liberar tensiones y potenciar placer se asegurarán a través de los siguientes pasos:

  1. Velas, aromaterapia, música relajante,… Aunque estos elementos no sean determinantes, sí son esenciales para crear el clima propicio al masaje erótico. La verdad, la práctica requiere algo más que un simple frote rápido de los hombros, del cuello o la espalda. La experiencia completa es importante para potenciar al máximo el poder del erotismo.
  2. Comenzar masajeando ligeramente el cuero cabelludo con el uso de los dedos puede ser una buena opción. De forma suave, con una presión moderada y pequeños movimientos circulares es posible activar el cuerpo del receptor y prepararlo para los próximos pasos.
  3. Utilizar aceites de masaje y perfumados es siempre una elección para climatizar la sala, para crear ese ambiente que requiere un buen masaje erótico. Por otro lado, aplicándolos sobre la piel generosamente se consigue evitar la fricción causada por la sequedad de la piel.
  4. La presión durante el masaje debe variar dependiendo de la respuesta que se está recibiendo del receptor.
  5. Una vez masajeado el cuero cabelludo, los manos deben bajar resiguiendo el cuerpo y teniendo cuidado de no desatender ningún área que pueda necesitar atención. De entre las zonas erógenas masculinas, destacan las orejas, los párpados, el cuello, el vientre bajo, el muslo interno, la parte trasera de las rodillas y los pies, además del cuero cabelludo. De arriba hacia abajo, es importante no dejarse ningún rincón, y menos alguno de los mencionados.
  6. Es importante masajear tanto la parte trasera como delantera del hombre, debiendo darle vuelta una vez que se haya completado el masaje en un lado de su cuerpo.

Las masajistas eróticas de Masajes Shiva, que se desplazan a tu hotel de Barcelona sin complicaciones, saben cómo hacerte disfrutar del erotismo. Su profesionalidad y experiencia les ha permitido conocer las técnicas eróticas más sorprendentes, que individualizan en función del sexo del receptor y las respuestas del mismo ante caricias, fuertes contactos y roces sensuales. En un ambiente cómodo, tranquilo, íntimo y a tu gusto podrás disfrutar de una velada sin igual que te hará recordar con excitación tu estancia en la ciudad catalana.