El contacto mental en el masaje erótico

El contacto físico cobra gran importancia cuando hablamos del masaje erótico. Las caricias, los roces, la proximidad de las pieles… Todas las partes del cuerpo están implicadas en la búsqueda y el disfrute del placer. Así es como lo entienden nuestras masajistas eróticas que, al desplazarse a tu habitación de hotel, utilizan toda su figura para conseguir un encuentro sensual e insinuante. Pero hay otro factor que suele pasar más desapercibido: el contacto mental. Para gozar libremente de un masaje erótico necesitamos estimulación mental, el Eros también es una cuestión de cerebro.

No estamos hablado de intelecto o de habilidades culturales, más bien hablamos de la afinidad que puede surgir en la comunicación entre las personas implicadas: la masajistas y el receptor. Por ello, desde Masajes Shiva creemos esencial la elección de aquella profesional que realizará el masaje erótico. Es uno de los pasos más importantes antes de decidirte por una sesión en tu hotel; es decisivo para conseguir el objetivo principal: llegar al éxtasis, pero disfrutar al máximo del camino hacia el mismo. ¿Quieres conocer las perlas que pueden desplazarse hasta tu suite?

  1. Clara: la sensualidad de esta masajista recién incorporada en nuestro equipo es sin igual. Ella entiende el erotismo como una forma de vida, como una actividad que debe practicarse al menos una vez al día. Con Clara, las sesiones son de lo más intensas.
  2. Alexia: su figura curvea acelera la velocidad de tu retina. Pero, además de observarla durante el masaje erótico, también puedes interactuar con ella con uno de los masajes más completos de nuestra carta. Si lo prefieres, puede estar totalmente desnuda.
  3. Diana: Diana es la flor de nuestro centro. Su profesionalidad se denota en cada movimiento, caricia, susurro y en los cambios de ritmo. Sabe cómo sorprenderte en cada momento, sin dejar que la imaginación supere la realidad.
  4. Amy: cuando su piel, suave y fina como la seda, entra en contacto con la del receptor, el mundo se convierte en algo insignificante. No importa todo lo que pasa alrededor, sólo estarás tu con ella.
  5. Paloma: esta masajista convertirá tus noches de hotel en una agradable pausa en medio de la cotidianidad. Paloma sabe como ayudarte a olvidar las preocupaciones y dejar a un lado todo aquello que te atormenta diariamente.
  6. Mika: el movimiento de sus manos denota su experiencia, como también las posturas de su cuerpo al realizarte el masaje erótico. Citarse con Mika te asegura un billete al séptimo cielo, al máximo placer.