Decoración erótica para despertar el placer

En un encuentro íntimo hay muchos factores que están en juego. No sólo se trata de dar con un buen centro de masajes, con una buena profesional y estar predispuesto a conocer los secretos de la sensualidad. Despertar el placer es una tarea ardua que necesita de la colaboración de todas las partes implicadas, pero también del ambiente adecuado. Habitaciones demasiado frías, con mucha luz, de colores azulados, con olor a cerrado… Un clima poco cuidado puede llevarnos al fracaso del masaje erótico. En Shiva lo sabemos muy bien y, por ello, cada una de nuestras seis salas independientes está decorada siguiendo cánones orientales, con colores cálidos, climatización óptima y luz lo más tenue posible. Estos ingredientes propician la llegada de la relajación y el placer. La decoración erótica es fundamental para conseguir el efecto deseado: éxtasis, éxtasis y más éxtasis.

Las instalaciones de Masajes Shiva están bien ambientadas, pero no todos los hoteles de la ciudad siguen nuestros parámetros para diseñar habitaciones acogedoras. Si lo que deseas es recibir un masaje erótico en la comodidad de tu cuarto, tienes dos opciones: dar con un hotel que cumpla con los cánones de decoración erótica, o bien aplicar algunos toques propios y convertirlo en un auténtico lecho de amor. Si te decides por la primera alternativa, debes asegurarte de que la cama es cómoda, y que los sillones allí presentes son ergonómicos y funcionales. Los elementos de reposo deben estar pensados para disfrutar largas horas y poder vivir nuevas sensaciones sin molestias. Por lo demás, asegúrate de que cumple los mismos requisitos que nuestras instalaciones.

Si te decides por la segunda alternativa, los primero que tienes que hacer es dar con pétalos de rosas, chocolates, bombones y colocar en la habitación velas e incienso para generar una atmósfera lo más íntima posible. Cuando el cuarto ya está decorado óptimamente puede que estos pequeños detalles no hagan falta. Sin embargo, cuando no lo está, le dan un toque especial y marcan la diferencia. Si lo deseas, también puedes sintonizar música ambiente y regular la temperatura a tu antojo, igual que la intensidad de la luz. Una habitación de hotel con aires eróticos debe contar con un elemento sensual a cada rincón: de esta manera, se podrá aumentar nuestra libido y también la del masajista erótico que hayamos escogido. La decoración erótica es una buena fórmula para alimentar el deseo y vivir una experiencia sin igual.