Cómo crear una atmósfera mágica

En Masajes Shiva disponemos de un servicio especial tanto para hombres como para mujeres, incluso para parejas. Nosotros comprendemos que, en ocasiones, puede resultar complicado acceder a nuestro centro y, por ello, hemos creado Masajes Hotel, toda una novedad en el mercado. Cuando, después de un día agotador, te sientes cansado y rendido, seguramente sólo quieres disfrutar de tu habitación de hotel, relajarte y tranquilizarte. Pero luego se te ocurre que una dosis de erotismo sería genial para recuperar fuerzas. Pues es en ese momento cuando Masajes Shiva entra en acción: uno de nuestros masajistas puede desplazarse hasta tu hotel en Barcelona para descubrir contigo el más puro erotismo. En una atmósfera mágica, todo es posible.

Pero, para poder disfrutar de los placeres que nos esconde la sensualidad, la preparación del ambiente es esencial. Por ello, desde Masajes Shiva te recomendamos preparar la habitación a tu gusto antes de que llegue el/la masajista. Una atmósfera adecuada forma parte del masaje erótico. Sin ella, la belleza del erotismo se reduce a la mitad. Al fin y al cabo, no se busca un mero alivio en la relajación de un músculo dolorido, sino que el objetivo es viajar al reino de la sensualidad. Para recibir una prolongada sesión de masaje, lo mejor es dedicar tiempo a los preparativos. Puede que, en este momento, te preguntes qué papel juega el ambiente en un clima de masaje erótico. Pues bien, una atmósfera adecuada nos ayuda a desplegar el poder de estimulación y alianza.

Aunque su importancia es caudal, tampoco necesitas un gran esfuerzo para conseguir una atmósfera mágica. Lo que más cuenta no es una bellísima decoración, sino el ánimo y la atención que prestas a los preparativos. El carisma que seas capaz de generar se sentirá durante el masaje, creando un ambiente de confianza, comodidad e intimidad con la masajista que hayas escogido. Con dedicación, los detalles de tu habitación convertirán la sesión en pura magia, sensualidad y erotismo.

El aroma, la luz y el color son los aspectos más importantes a tener en cuenta. Son elementos esenciales y que merece la pena adecuarlos a la situación. Una luz amortiguada que provenga de varias fuentes o incluso el suave reflejo de unas velas resulta algo muy adecuado para practicar un masaje erótico, puesto que hace que se desplieguen el resto de los sentidos. También resulta más halagadora para nuestra piel y nuestro aspecto general una luz suave, que sirva para relajar el espíritu, que una iluminación deslumbrante.

Hoy es tu día. Escoge el/la masajista que más te guste, contacta con él/ella y hazle llegar tu dirección de hotel. Sin comerlo ni beberlo, oirás cómo llaman a la puerta de tu habitación. El erotismo te estará esperando en el umbral.