B-Travel y Masajes Shiva, la mejor experiencia

En pocos días se celebra en Barcelona una cita que no te puedes perder: el salón B-Travel, el evento turístico por excelencia. La industria despliega sus alas y te ofrece la oportunidad de viajar por todo el mundo sin salir de la capital catalana. En la cita podrás encontrar todo tipo de actividades: desde experiencias gastronómicas y yincanas, a concursos en los que podrás ganar grandes premios. Ya tienes otra cosa que hacer del 15 al 17 de abril… y nosotros te vamos a proponer otra: cuando regreses a tu hotel, agotado de pasear tantas horas por el salón, contacta con nuestras masajistas eróticas. Ellas podrán desplazarse hasta tu habitación para deleitarte con las técnicas masajísticas más especiales. Y ahora, además, disponemos de una nueva propuestas en nuestra carta: el masaje erótico Carpe Diem. ¿Quieres saber de qué se trata?

El masaje erótico Carpe Diem

Esta nueva propuesta en hotel está siendo cada vez más popular. El masaje erótico Carpe Diem está basado en las técnicas tailandesas más conocidas, que te harán llegar a una relajación física y mental total. Pero no sólo eso: la primera parte está dominada por la tranquilidad y la paz, pero la segunda es eminentemente placer y erotismo. La masajista se dejará llevar por sus estímulos y, con diferentes posiciones, se entregará a un éxtasis reservado sólo a hombres: podrás disfrutar de una experiencia única con relajaciones lingam y caricias prostáticas. ¿Cómo? Nuestras profesionales saben hacerlo a la perfección, utilizando técnicas efectivas que te ayudarán a alcanzar el orgasmo sin que ni siquiera estimulen tu pene…

La verdad, el masaje de próstata es la mejor forma de conocer a fondo el Punto G masculino. La próstata es una zona erógena muy importante en los hombres, y en ella se concentra gran parte de la capacidad para sentir placer. Por ello, quienes prueben un masaje prostático en nuestro centro no pueden resistirse a repetirlo. ¿Y cómo llegan a esta zona? La estimulación directa consiste en introducir el dedo bien lubricado en el ano, levemente para acostumbrarlo a la inserción. Una vez ya va dilatando, se desliza hacia debajo de manera suave para estimular la próstata, sin penetrar muy profundamente. Esta propuesta, además, se complementa con la técnica de masaje perineal: el perineo es la zona que se encuentra entre los testículos y el ano. Es muy sensible, con muchas terminaciones nerviosas y, por ello, muy placentera. ¿Preparado para el masaje erótico Carpe Diem?